Tras formarse la mariposa dentro de la crisálida (“huevo”) sale y ya no crece más de tamaño.

Se queda colgando hasta que sus alas se secan y puede comenzar a volar.

En el Mariposario de Benalmádena (Málaga).

Cámara: Canon EOS 1000D | Objetivo: Canon EF-S 55-255 mm IS

LICENSE: CC Attribution – Non Commercial – Share Alike

Disclaimer: Estas fotografías están subidas en calidad mínima.

Leave a Reply

*

*